Almohadas Cervicales Para Dejar de Roncar. Lo Que Debes Saber

Para algunas personas, la almohada adecuada puede ser un arma eficaz en la batalla contra los ronquidos. Esto se debe a que la posición en la que duerme puede afectar si ronca y cuánto ronca. Durante el sueño, las vías respiratorias se relajan y estrechan, y la lengua cae hacia atrás. Mientras respira, las paredes de su garganta vibran, provocando el sonido de un ronquido. Las almohadas cervicales para dejar de roncar lo colocan en una mejor posición para reducir o incluso borrar el problema. Aquí hay tipos de almohadas a considerar.

Tipos de Almohadas Cervicales Para Dejar de Roncar

Almohadas Cervicales Para Dejar de Roncar. Almohadas anti-ronquidos

Estas almohadas tienen como objetivo alinear la cabeza y los hombros para mantener las vías respiratorias lo más abiertas posible o mantenerlo durmiendo de lado. Para algunas personas, el ronquido es más probable cuando se duerme sobre su espalda.

Estas almohadas vienen en muchas formas, desde rectángulos hasta triángulos y óvalos. A diferencia de las almohadas normales, muchas son más bajas en el centro y más altas en los lados. La parte central puede ser más estrecha y firme que los lados. Incluso podría tener un recorte para evitar que ruede sobre su espalda.

Muchas almohadas anti-ronquidos están hechas con poliuretano, el componente básico de la espuma viscoelástica. Es lo suficientemente fuerte como para mantenerte en posición y brinda soporte para el cuello para mayor comodidad.

Almohadas Corporales

Otra forma de adquirir el hábito de dormir de lado es colocar una almohada larga, gruesa y con forma de cojín contra la columna. Esto evita que se dé la vuelta. (Y es mucho más cómodo que la vieja técnica de coser una pelota de tenis en la parte de atrás de tu pijama).

Almohadas de Cuña

Si no puede dejar de dormir boca arriba, la respuesta es levantar la cabeza. Pero no es suficiente apoyar la cabeza con almohadas adicionales. En realidad, eso es peor para la cabeza, el cuello y los ronquidos. 

Una almohada en forma de cuña, a menudo hecha de espuma viscoelástica, funciona porque sostiene los hombros y la espalda. Una almohada de cuña podría reducir los ronquidos en algunas personas con apnea del sueño leve, lo que hace que deje de respirar temporalmente una y otra vez mientras duerme.

También puede ayudar si tiene reflujo ácido, en el cual los ácidos del estómago regresan por el esófago (el tubo que conecta el estómago con la garganta). Apoyar la parte superior del cuerpo ayuda a evitar que los ácidos suban. Dado que el reflujo a menudo va de la mano con la apnea, una almohada de cuña puede aliviar ambos problemas a la vez. Las almohadas en forma de cuña que colocan la parte superior del cuerpo en un ángulo de aproximadamente 45 grados funcionan mejor.

No todas las almohadas funcionarán para todos. Tómate unas noches como prueba. Antes de comprar una almohada, vea si puede devolverla si no le ayuda con los ronquidos. Una almohada especial puede costar más de $ 100. Si no funciona y no puede devolverlo, puede ser un experimento costoso.

Nuestras Recomendaciones de Almohadas Cervicales Para Dejar de Roncar

Resumen

El ronquido ocurre cuando hay una obstrucción o estrechamiento de las vías respiratorias, lo que hace que partes de la boca y la garganta vibren cuando el aire intenta pasar. Aunque puede ser un signo de problemas de salud subyacentes, una persona también puede roncar debido a alergias, problemas de sinusitis, consumo de alcohol o posición para dormir.

Una almohada puede ayudar a mejorar los ronquidos al colocar la cabeza y el cuello de manera que se abran las vías respiratorias, lo que facilita que el aire fluya a través de la garganta y llegue a los pulmones.

Artículos Relacionados

1 comentario en «Almohadas Cervicales Para Dejar de Roncar. Lo Que Debes Saber»

Deja un comentario